10 remedios caseros que te haràn dormir toda la noche

Remedios caseros 4073 Visitas

Aqui te contaremos 10 remedios caseros para dormir toda la noche como un bebè. Hay muchas personas que suelen tener graves problemas para dormir, por stress  o por diferentes motivos. Según un estudio realizado, los investigadores elaboraron la alarmante estadística de que un 20% de la población mundial tiene dificultades para dormir bien y acceder al buen descanso. ¿Estás dentro de este porcentaje? Entonces deberías leer esta información en la que te daremos algunas pautas útiles para poder conciliar el sueño con mayor facilidad. Como bien sabemos, nuestro cerebro sigue siendo aún un Universo sobre el que es más lo que falta descubrir que lo que ya sabemos. Los problemas para dormir son inherentes al ser humano e incluso los animales no escapan a este flagelo. El no poder dormir es algo biológico, porque en nuestro cerebro se encuentran ciertos elementos que son capaces de retardar el sueño y contribuir a mantenernos activos. Esto es muy útil cuando necesitamos estar atentos o alertas en una situación especial, pero puede volverse en contra cuando queremos dormir en un ambiente estresante, o nos acostamos con la ansiedad de un evento importante que acontecerá al día siguiente. Por otra parte, nuestro sueño está regulado por un reloj biológico que reacciona de manera alternada entre la vigilia y el sueño y al igual que cualquier reloj es susceptible de alterar la sincronía, retrasarse o marcar las 20:30hs en nuestro cerebro cuando en realidad es medianoche. William Dement, es profesor en la Universidad de Stanford en California es una autoridad mundial en materia de trastornos del sueño. Él explica que este desfasaje produce graves consecuencias porque con el tiempo el cerebro invierte por completo las horas de sueño con las de actividad y nos vemos de pronto muertos de sueño en el horario en que todos los demás trabajan y viceversa.

Por otra parte, el sueño aun siendo normal, cuenta con “micro despertadores” y nuestro cerebro, que nunca duerme, nos incita a veces sin que sepamos por qué, a estimularlos en el momento en que no deberían y es por eso que por la mañana nos despertamos con la falsa sensación de no haber dormido además de estar completamente agotados. Los psicólogos explican que todos los insomnios son diferentes y que estos problemas para conciliar el sueño y pasarnos la noche en vela nos estresa, nos agita y da paso a malos pensamientos que retroalimentan el no poder dormir. El insomnio es particularmente un sentimiento y es un sentimiento de que nuestro sueño no nos satisface y que no es lo suficientemente reparador. Sin embargo, otros viven las cortas horas de sueño como algo normal e inherente a su propio organismo. Un estudio realizado en el año 1997 por un psiquiatra del Centro de Investigaciones Philippe-Pinel, en Montréal; reveló que una persona puede sentirse perfectamente satisfecha con su sueño y rendir muy bien físicamente a lo largo del día aunque haya dormido solamente cinco horas e incluso aunque se haya despertado algunas veces durante la noche. En esos casos se habla de “dormidores cortos”.

¿Qué elementos pueden ser de utilidad? Si esta noche estás decidido a recibir tu merecido descanso, te vamos a recomendar algunos alimentos o infusiones que pueden ayudarte a conciliar el sueño. No dejes de proveerte de los siguientes elementos:

1) Pastas: Por las noches, es importante privilegiar los glúcidos porque el azúcar desencadena una reacción que favorece el sueño. La secreción de la insulina, luego la serotonina y la melatonina. Lo ideal, optar por glúcidos de índice glucémico bajo que no aumenten demasiado la glucemia y que tengan acción durable. Te recomendamos un plato de pastas, arroz, pan integral, cereales como la quínoa o el burgol.

2) Papas o patatas: Las papas son otro tipo de fécula rico en almidón que contienen glúcidos que favorecen el sueño. Para conservar un índice glucémico bajos que actúe durante toda la noche y evite despertarnos por el hambre. ¡Cuidado! No debemos consumirlos en forma de puré porque esto rompe las fibras y transforma el almidón en azúcar con índice glucémico elevado.

3) Lentejas: Todas las leguminosas necesitan de un tiempo para metabolizarse y al mismo tiempo esto ejerce un efecto sedante. Son vegetales con un aporte sustancial en proteínas que podemos unir a nuestros platos con otras verduras o cereales. Por ejemplo, lentejas con arroz es un plato bien equilibrado para la noche y vegetariano.

4) Infusión de valeriana: Relajarse es un paso previo indispensable para poder conciliar el sueño. Una infusión que puede serte de mucha utilidad es la valeriana. A menudo se la conoce como la “cura todo” y esto parece decirlo todo de esta planta con hermosas flores rosas. Bebe una infusión de valeriana que puede ayudarte a conciliar el sueño gracias a sus propiedades relajantes que son conocidas desde hace siglos.

5) Jugo de cerezas: En el año 2011, un estudio británico sorprendió al demostrar que el jugo de cerezas puede mejorar la calidad y la duración del sueño. Este descubrimiento fue confirmado por otro estudio más reciente realizado el año 2014 realizado sobre un grupo de voluntarios, dio cuenta de que un vaso de 250 ml por la mañana y otro con la misma cantidad por la noche durante 15 días generó en ellos una mejor calidad de sueño. La explicación es que las cerezas son una fuente natural de melatonina, la hormona que regula el ciclo vigilia/sueño. Por otra parte, sus antioxidantes ayudan a mejorar la biodisponibilidad y la asimilación del triptófano.

6) Salmón: En general, debemos privilegiar en las noches una alimentación rica en proteínas no estimulantes. Es por eso que no aconsejamos las carnes rojas, porque aportan proteínas pero son demasiado ricas en tirosina, un aminoácido que actúa como un excitante. Las carnes blancas y el pescado son más aconsejados si queremos consumir proteínas por la noche.La mejor opción: un filete de pollo, algunas sardinas, un filete de salmón o de atún que aportan triptófano y vitamina B6, ambos buenos colaboradores a la hora de dormir.

7) Leche tibia: Este debe ser el remedio de la abuela más utilizado en el mundo, ¿por qué? Y bien, porque sigue siendo uno de los más efectivos y al mismo tiempo saludables. La leche contiene triptófano, el precursor de la serotonina. ¿Por qué será que los bebés después de tomar su leche duerme plácidamente? Tal vez se deba a esto. Por otra parte, algunos investigadores sostienen que la proteína que se ingiere con la leche es contraria al sueño, pero que si de todas formas este ritual favorece al buen dormir tal vez se deba a que los pequeños hábitos funcionan.

8) Frutas: Si para el final del día necesitas algo dulce, algo que nos sucede a muchos; te sugerimos una fruta fresca porque el azúcar que contienen, la fructosa, tiene un índice glucémico bajo. Por el contrario, debemos evitar el chocolate que contiene sustancias excitantes muy parecidas a la cafeína. Lo mismo sucede con todos aquellos productos de panadería que contengan dulces y que pueden ser un obstáculo para el buen sueño.

Entre las frutas más recomendadas se encuentran la banana, el mango y los dátiles.

9) Infusión de melisa: Otra infusión que puede serte de mucha utilidad para conciliar el sueño es la deliciosa melisa. Esta planta originaria del este del Mediterráneo, ejerce una acción en la calidad de sueño gracias a sus cualidades relajantes y a su capacidad para disminuir la cantidad de veces que nos despertamos en la noche. Una hierba utilizada desde la antigüedad.

10) Buenas condiciones ambientales: Más allá de los consejos que podamos darte en cuestiones de alimentación para conciliar el sueño, debemos tomar en cuenta ciertos factores ambientales que juegan un rol determinante a la hora de dormir. Tal vez algunos puedan parecerte insignificantes, pero lo cierto es que cuando estamos teniendo dificultades para descansar de manera correcta, todo puede sumar para intentar reunir la mayor cantidad de horas de sueño posibles.

Si te gustò la informaciòn compartela con tus amigos, y no olvides dejarnos tu comentario

Compartir

Comentarios