SAN CAYETANO QUE EN MI CASA NO FALTE EL PAN Y EL TRABAJO

oraciones 3741 Visitas

Pasa esta milagrosa oración a todo aquel que ames, y necesite trabajo. San Cayetano es un santo muy milagroso, conocido por sus pedidos de trabajo y pan para el hogar, Se lo conoce mucho en Argentina. Su iglesia se encuentra en el barrio de Liniers situada en la Capital del centro de Buenos Aires. Miles y miles de fieles de todo el país, hacen dias y dias de fila en cuadras y cuadras a la redonda. Aunque los factores climáticos no ayuden. Sus fieles seguidores a pesar que ya tengan su trabajo, ellos van todos los años a agradecerle por su milagro. Es tanta la gente que lo va a ver y llevarle ofrendas, regalos, velas, cartas, prendas, que muchas veces el Sacerdote tiene que salir a la calle a Bendecir y agradecer a los fieles. Se corta la calle al transito, los automovilistas tienen que pasar por calles cercanas para que los fieles puedan asistir tranquilamente.

para que no falte nunca ni pan ni trabajo
en tu casa y en la de las personas que amas.
Pásalo, alguien puede necesitarlo.

¡Oh glorioso San Cayetano!
Aclamado por todas las Naciones;
Padre de Providencia,
porque con portentosos milagros
socorres a cuantos te invocan
con fe en sus necesidades.
Te suplico me obtengas del Señor
oportuno Socorro en las angustias presentes
y sea ello prueba de la bienaventuranza eterna.
Amén.

Santísima Trinidad
¡Oh Divina Providencia!
Concédeme tu clemencia,
por tu infinita bondad,
arrodillado a tus plantas,
a Ti portento de toda caridad,
te pido por los míos casa, vestido y sustento.

Concédenos la salud,
llévanos por buen camino,
que sea siempre la virtud que guie nuestro destino.
Tú eres toda mi esperanza,
eres el consuelo mío, en Ti creo, en Ti confío.
Tu Divina Providencia se extienda a cada momento
para que nunca nos falte casa, vestido, sustento
y los Santos Sacramentos en el último momento.
Amen.

Recuerda por favor, compartir esta hermosa oración a todo aquel que tu sepas, necesite de trabajo para poder llevar a sus familiares. Mucho más aún en estas épocas de tanto problema en el mundo entero.

Compartir

Comentarios